Propiedades técnicas

posted in: Propiedades | 0

El poliestireno es un polímero formado a partir de la unidad repetitiva conocida como estireno.   La parte básica de un polímero son los monómeros, los monómeros son las unidades químicas que se repiten a lo largo de toda la cadena de un polímero.   Los polímeros se definen como macromoléculas compuestas por una o varias unidades químicas (monómeros) que se repiten a lo largo de toda una cadena.      

Pedidos especiales

posted in: Propiedades | 0

Color. Al diseñar productos para Punto de Venta, en ocasiones es necesario utilizar estireno en colores especiales, podemos fabricarlos, solo es necesario solicitarlo con anticipación. Tamaños. Podemos surtir medidas especiales bajo pedido con tiempos de entrega rápidos. Agentes antiestáticos. Si es requerido podemos tratar nuestro producto con agentes antiestáticos, los cuales son compuestos utilizados para reducir o eliminar la acumulación de electricidad estática. Estos ayudan a inhibir o retardar el mecanismo de oxidación (degradación de los polímeros), que se produce durante su fabricación o transformación. Retardantes. También como pedidos especiales aplicamos retardantes, que se utilizan para reducir la flamabilidad del poliestireno o demorar la propagación de las llamas a lo largo y a través de su superficie. Acabados. Es posible elegir entre diferentes acabados del material: — Brillante / Brillante. — Brillante / Mate. — Mate / Mate.      

Tratamiento corona

posted in: Propiedades | 0

Las superficies de los plásticos son quimicamente inertes, no porosas y con tensiones bajas. Esto ocasiona que en los procesos de impresión no sean receptivas a la fijación de tintas, adhesivos o recubrimientos.   La solución a este inconveniente, es aplicarles un tratamiento denominado Corona, donde se prepara la superficie del estireno para incrementar la permeabilidad del mismo y mejorar sus característica de adhesión.   ¿Cómo trabaja el tratamiento corona?   El poliestireno se expone a una descarga eléctrica que se produce en los conductores de las líneas de tensión y se manifiesta en forma de un halo luminoso a su alrededor, dado que los conductores suelen ser de sección circular, el halo adopta una forma de corona, de ahí el nombre del fenómeno.   Las moléculas de oxígeno en el área de descarga rompen su forma atómica y quedan libres para adherirse a los extremos de las moléculas en el material a tratar.